• Home
  • Mente
  • La buena salud llega con el amor y gratitud

La buena salud llega con el amor y gratitud

Revista Ser | Jueves, 27 Octubre 2016.

Imagen tomada de internet

Texto original en inglés de Louise L. Hay

Tu cuerpo sabe cómo curarse a sí mismo. Si le das de comer alimentos y bebidas saludables, ejercicio regular y suficiente sueño, además de decir afirmaciones diariamente, entonces es un trabajo fácil. Las células están trabajando en un ambiente feliz y saludable. Sin embargo, si eres adicto a la televisión, alimentas tu cuerpo con comida basura y un montón de refresco de dieta, escatimas el sueño y estás de mal humor e irritable todo el día, a continuación las células de tu cuerpo estarán trabajando en desventaja. Están en una atmósfera desagradable. ¡Tu cuerpo tiene que vivir su mejor vida!

Si deseas crear una mejor salud en tu cuerpo, hay muchas cosas que puedes hacer para cambiar su entorno. Nunca es demasiado tarde para vivir una vida sana. Vamos a empezar por no enojarnos con nuestro cuerpo por cualquier motivo. Como el amor, la ira es otra afirmación (¡sí, las afirmaciones pueden ser negativas!). Y si le estás diciendo a tu cuerpo que lo odias, o lo haces con partes de él, todas tus células son conscientes de esos pensamientos. Debes pensar en tu cuerpo como un sirviente de lo que está sucediendo en tu mente y que está trabajando tan duro como puede para mantenerte en perfecto estado de salud, sin importar cómo lo trates.

Necesitamos poner tanto amor en nuestros cuerpos como nos sea posible. Hablar con él de manera amorosa. Si hay una parte de tu cuerpo que está enferma o con mal-estar, debes tener un cuidado especial en esa zona. Cuando nuestros cuerpos se enferman, nos están diciendo algo. Dile lo mucho que lo amas y que estás haciendo todo lo posible para que resulte su recuperación sea más fácil y rápida. Es similar a hablar con un niño pequeño y sé que puede sonar tonto para ti ahora, pero la charla positiva crea un cuerpo sano y feliz.

Si estás enfermo, ir al médico no es la única respuesta. No estoy diciendo que lo desprotejas, pero toma en consideración los productos químicos que hay en muchos medicamentos. Sí, ayudan, pero no siempre en el largo plazo. Tu cuerpo te está diciendo que estás haciendo algo que no es bueno para él. Cuando me enfermo, pienso en lo que he estado sintiendo desde un mes antes. ¿Estaba estresada? Cuanto más aprendemos acerca de la salud, más podremos aprender cómo tomar cuidado de nuestro cuerpo.

La vida es un camino de despertar. Cuando algo te sucede, como una enfermedad, debes tomarlo como una oportunidad de aprender y reflexionar sobre cómo te estás tratando. Si vives cada día de esta manera, nunca llegarás viejo.

Tú y sólo tú tienes la posibilidad de personalizar tu propio ciclo de vida. Así que ¡a cambiar tu forma de pensar ahora y empezar a vivir!

Vamos a afirmar: Me gustan los alimentos que como. Me encanta cada célula de mi cuerpo.