El poder relajante de los tés naturales

Blanca Patricia Galindo | Miércoles, 15 Julio 2015.

Imagen tomada de musicarelajante.es

Cuando comenzamos a cambiar nuestros hábitos de vida, con el fin de que ésta sea más saludable, también llegamos a pensar en cómo poder relajarnos o dormir mejor sin necesidad de recurrir a medicamentos. Las plantas son una antigua y gran opción para lograrlo, pero necesitas ser constante para obtener resultados favorables.

Una de las formas más sencillas de prepararnos remedios con plantas son los tés, y aunque en algunos casos los sabores pueden ser amargos o poco agradables a nuestro paladar, debemos tomar en cuenta los beneficios que nos traerán.

Nuestras abuelas, o en algunos casos todavía nuestras madres, solían recomendarnos tomar “un tecito” cuando nos enfermábamos del estómago o cuando no podíamos dormir. Aquí una relación de las cinco plantas más comunes para poder lograr nuestro bienestar. Sólo recuerda que si lo consideras necesario, debes recurrir a un médico especialista para que te atienda.

 

La manzanilla

Muchas veces nos las recomendaron para cuando nos dolía el estómago, pero en realidad se trata de una flor con poderes tranquilizantes. No se recomienda para personas embarazadas, pero en general nos trae bienestar. La puedes preparar en té y tomarla en las noches.

La Tila

Si tienes los nervios alterados, sobre todo por un evento inesperado, puedes prepararte un té de Tila. Hay quienes lo combinan con Valeriana y logran relajarse.

La Valeriana

La mayoría de las personas que la consumen lo hacen cuando sufren insomnio, además de que también alcanzan a relajarse cuando se la preparan en tés.

La Pasiflora

Sirve para relajar el sistema nervioso y para disminuir la tensión muscular que llegamos a sentir cuando estamos en una situación de estrés. Hay quienes la usan para combatir los dolores de cabeza que no sean severos. Se recomienda tomarla en tintura disuelta en agua.

Planta de San Juan

También se le conoce como Hipérico, lo que hace es que ayuda al organismo a producir  dopaminas y una mayor cantidad de serotonina, esta última generadora de un mejor humor. Se puede buscar en esencia y disolver en agua, o comprarla en las tiendas herbolarias y hacer un té.